Terapia de la aterosclerosis con "BelACT"

ACT - concepto de la Terapia

La empresa PharmACT SA posee un medicamento y un plan de tratamiento de las enfermedades cardiovasculares que van a cambiar el mundo. En nuestro concepto está integrado en el nombre de nuestra empresa: El excelente nombre ACT engloba la enfermedad y el tratamiento: A – arteriosclerosis, C – clean, la limpieza de los vasos sanguíneos y,  T – terapia, el camino de la recuperación.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el mundo. En Alemania aproximadamente el 40,2% mueren por esta causa al año, la Oficina Federal de Estadísticas en Wiesbaden indica que en el año de 2011 se produjo aproximadamente 342.000 muertes por enfermedades cardíacas. Si se compara con otros países para el mismo año, por ejemplo, en los EE.UU. son más, alrededor de 597.000 personas en 2011 murieron por enfermedades del corazón y 129.000 murieron por accidente cerebrovascular o apoplejía.  

El tratamiento con el nuevo medicamento BelACT permitirá la prevención de la enfermedad y el apoyo continuo de los pacientes en el proceso de curación de la arteriosclerosis en sus distintas etapas. 

Mi experiencia con BelACT

Un informe sobre mi nueva vida después del tratamiento con BelACT 

Mi nombre es Heiner Leinfeld * 1y nací en 1949. En octubre de 1992, sufrí mi primer ataque al corazón, que no pudo ser tratado adecuadamente en el hospital en Offenburg, mi antiguo lugar de residencia. Unas horas más tarde fui trasladado en helicóptero al hospital Benedikt Kreutz, al  Centro de Rehabilitación para pacientes cardiovasculares de Bad Krozingen. Después de que me pusieron un catéter pequeño luego uno grande, los médicos llegaron a la conclusión de que podría seguir con un tratamiento clásico.  

Diez años más tarde, en agosto de 2002 sufrí mi segundo ataque al corazón. En el Centro Cardíaco de Lahr / Baden me pusieron un nuevo catéter y me recomendaron que sólo me podría ayudar un baipás. El 2 de septiembre de 2002 empecé una nueva vida con cuatro baipáses. El dolor había desaparecido, podía moverme libremente. La vida era hermosa y libre de dolor.

Leer más: Mi experiencia con BelACT